Merienda de Navidad

Imprimir

FIESTA DE NAVIDAD

Una merienda con roscón de reyes para cerrar el año y felicitarnos un por un nuevo 2015 que todos los augurios presagian como un gran año para nuestra Casa de Melilla


Bajo la carpa del Museo del Jamón que se encuentra junto a nuestra sede, con la alegría y camaradería de siempre, volvimos a reunirnos los socios de la Casa de Melilla en Madrid.

Las abundantes comilonas que las celebraciones familiares de la Navidad nos traeran en los próximos días y las que llevamos acumuladas, a modo de adelanto, con los amigos y compañeros de trabajo durante los días transcurridos de este agradable mes de diciembre; imponían una reunión de nuestra gran familia melillense tranquila y ligerita, en la que no podía faltar alguno de los tradicionales dulces de la época.

2014 aw2

Mientras disfrutábamos de nuestro chocolate, café, infusión o refresco (90% chocolate, un poco golosetes casi todos) acompañado de un riquísimo y abundante roscón, refrescado con un rico zumo de naranja natural (aunque no tan rico como el que se toma en Melilla); estubimos hablando de cómo pasaríamos los días que se avecinaban, quién se quedaría en Madrid, quién saldría fuera y, para enviadia del resto, quiénes pasarían unos días en Melilla.

Hicimos balance del año que acabamos que tan duro había comenzado y tan feliz y satisfactorio terminaba, más bien, que con tanto "subidón" acababa.

premios rosconesLas afortunadas reinas. La suerte no entiende de paridad y repartió los premios de los roscones sólo en el bando de las reinas.

Recordamos la espera hasta terminar de reorganizar nuestra Casa, las primeras actividades que comenzaban con un maravilloso y bucólico viaje a Segovia, continuaron con la participación en montones de actos culturales; un estupendo, más largo y más intenso viaje a Melilla, que en las anteriores ocasiones; un precioso e interesante día de Melilla celebrado en el incomparable marco de San Lorenzo del Escorial y un largo de etcétera de actividades de siempre y nuevas como la participación en el día de la Banderita de Cruz Roja y la apoteósis final con la celebración de nuestro cuarto aniversario, la creación de nuestro Premio Faro de la Casa de Melilla en Madrid, su presentación y entrega, en su primera edición, a Carla Royo-Villanova durante un gran "fiestón" que celebramos en el Restaurante de Ramón Freixá del Hotel Único Madrid, reconocido internacionalmente con dos estrellas michelín. 

Un gran año del que podemos sentirnos orgullosos porque ni el ave Fénix nos gana en un renacimiento tan vertiginoso desde las cenizas en que acabamos el año 2013.

Accede a las fotografías de la merienda siguiendo este enlace.